Buscar
0

¿Cómo podemos ser sostenibles y ahorrar en nuestro baño?

Ahorrar energía es importante, y no solo por el ahorro económico sino también porque es un gran paso hacia la sostenibilidad. Porque si todas las familias hicieran lo mismo, la reducción conseguida de la energía nos permitiría conseguir un mundo más sostenible.

Pero, ¿es posible conseguir una vivienda más sostenible? ¡Por supuesto que sí! Y una de las estancias en las que hay que hacer un mayor hincapié es en el baño. Efectivamente, en esta estancia se cruzan tres de los suministros más importantes de la casa: el agua, la electricidad y el gas natural. En este sentido, es mucho más fácil que se produzca un despilfarro energético en dicha zona que en otras.

¿Por qué ahorrar energía en tu baño?

Como ya hemos dicho, el ahorro energético es importante porque garantiza un mundo más sostenible; sin embargo, de poco sirve si el precio que pagas por el gas natural o la electricidad es alto. Por ello, si piensas que estás pagando de más, deberías utilizar un comparador energético que te muestre una comparativa de las tarifas de gas natural y electricidad. Gracias a esta herramienta, conocerás de forma gratuita las tarifas con mejores precios para el gas y la luz sin necesidad de salir de casa.

Una vez que lo tengas claro solo debes ponerte en contacto con el departamento de atención al cliente de Naturgy (ex Gas Natural Fenosa) o con la compañía comercializadora de tu elección con la que hayas decidido contratar una tarifa. A través de la oficina virtual, que es un área privada en la web que tienen compañías como Naturgy (ex Gas Natural Fenosa), los clientes pueden contratar desde internet su contrato eléctrico y de gas natural de forma cómoda y sencilla. Igualmente se puede llamar al teléfono de atención al cliente de Gas Natural Fenosa o de Endesa o de EDP para contratar la tarifa que hayas elegido. 

¿Cómo ahorrar energía en el baño?

Una vez que tengas las tarifas adecuadas, es hora de hacer que el consumo energético en el baño sea más eficaz. Pero, ¿cómo? ¡Es muy sencillo! A continuación te ofrecemos algunos consejos:

  • Coloca un reductor de caudal en los grifos así como un termostato: de esta forma el agua saldrá a la temperatura deseada rápidamente y con un caudal reducido.
  • También puedes reducir aún más el agua gastada en el grifo con un detector de presencia; de esta forma solo se abrirá el grifo cuando verdaderamente se necesita.
  • Cambia tu bañera por un plato de ducha, que además no solo permite ahorrar agua sino que también es mucho más segura para los más mayores y los más pequeños.
  • Quita tus bombillas y cámbialas por unas nuevas de la modalidad LED, que son de bajo consumo.
  • No dudes en desenchufar los aparatos eléctricos que tengas en posición de carga cuando no están siendo utilizados, como es el caso de los cepillos de dientes eléctricos o las maquinillas de afeitar.

No te olvides de secar lo más que puedas el pelo antes de pasarte el secador, de esta forma no necesitarás tanta energía para que tu pelo esté perfecto, tal y como se explica al final de este artículo.

Subscríbete a nuestras ofertas exclusivas y consigue un -10% extra en tu próxima compra

Al enviar el formulario y subscribirte, aceptas las política de privacidad y protección de datos de Grupo Enki O.E. Leer aquí

×